Blog

¿Despega en Europa la #eHealth?

27 mar , 2014   2.294 views 0

  Otros post del autor

El recurso a la eHealth (salud en línea) está aumentando en Europa: un 60% de los médicos generalistas la utilizaba en 2013, lo que representa un aumento del 50% frente a 2007. Pero, en palabras de la UE, “hay que hacer más”.

Las dos encuestas realizadas, una entre hospitales de agudos (destinados al tratamiento médico-quirúrgico o la atención de enfermedades agudas) y otra entre médicos generalistas, midieron el uso de las herramientas y los servicios de eHealth: historias clínicas, sanidad a distancia, intercambio de información entre profesionales, etc.

En los hospitales de Dinamarca, Suecia, Estonia y Finlandia es donde la eHealth es más utilizada, aunque sigue siendo más común para registro o notificación que para fin clínico. En materia de informatización de las historias clínicas, los Países Bajos (83,2%), Dinamarca (80,6%) y el Reino Unido (80,5 %) lideran el ránking. Sin embargo, únicamente un 9% de los hospitales europeos permiten a los pacientes el acceso a las mismas.

health

Otros datos importantes que refleja el estudio son los referidos al intercambio de información sanitaria o a la sanidad a distancia:

No llega al 50% la cantidad de hospitales de la UE que comparten con médicos externos información médica por vía electrónica. Los países donde más se hace volvemos a encontrarlos mirando al norte de Europa: Dinamarca, Estonia, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia (todos sus hospitales de agudos tienen algún nivel de intercambio de información).

Además, únicamente un tercio de los médicos hacen un uso limitado de la receta electrónica y del correo electrónico con los pacientes. Los países que más usan la receta electrónica son Estonia (100%), Croacia (99%) y Suecia (97%), y los que más emplean el correo electrónico son Dinamarca (100%), Estonia (70%) e Italia (62%). Pese a que el control a distancia reduciría la duración de algunas hospitalizaciones y aumentaría la seguridad de una vida independiente, solo el 9 % de los hospitales lo ofrece a los pacientes.

La escasa interoperabilidad de los sistemas, la falta de remuneración, las insuficientes competencias informáticas o la falta de un marco reglamentario son algunos de los obstáculos para el mejor uso de la sanidad electrónica. Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión, lo ve claro. “Lo que quiero es que los gobiernos, los innovadores en el terreno de la alta tecnología, las compañías de seguros, las empresas farmacéuticas y los propios hospitales aúnen fuerzas y creen un sistema de asistencia sanitaria innovador y rentable, más transparente para el paciente y del que éste tenga un mayor control”.

Según los estudios, si estos servicios se aplicaran plenamente, darían más información a los pacientes, que se implicarían más en su propia atención sanitaria, mejorarían el acceso al asesoramiento y el tratamiento y contribuirían a la mayor eficiencia de los sistemas nacionales de salud.

INFORME COMPLETO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *




SUBIR