Aprender programando: motivaciones y alternativas

Aprender programando: motivaciones y alternativas

Con la introducción de las nuevas tecnologías en las clases se produce un debate que se viene dando desde hace años en otros foros más minoritarios: incluir la programación como materia de estudio en la escuela. Algunos detractores de la propuesta se basan en prejuicios creyendo que la programación no tiene utilidad más allá de la informática.

De la misma manera que se enseña a los niños a escribir sin el objetivo de que se dediquen profesionalmente a ello, puede comprenderse el uso de la programación para trabajar habilidades no específicas de la informática. Pese a llevar ya décadas siendo estudiados los beneficios de enseñar a programar, parece que ahora es el momento de sacarlo del entorno de la informática y aplicarlo a pie de aula.